Selvin Mauricio Ramos

Selvin Mauricio Ramos de 19 años de edad, se dedicó hasta el 2015 a trabajar de ayudante de albañil, actualmente es locutor de radio comercial de su localidad, vive en la comunidad denominada Exchimal del municipio de Aguacatán, departamento de Huehuetenango.

Selvin cuenta que en el año 2011 en el municipio de Aguacatán, las y los jóvenes no tenían ningún espacio de participación, incluso en su comunidad se empezaba a formar una pequeña pandilla que se dedicaba a fumar y asustar a las personas.

En una oportunidad, el y su tía de edad joven, tomaron la iniciativa de organizar un grupo juvenil en su comunidad para buscar a personas que les pudieran acompañar y asesorar en temas importantes para la vida de las y los jóvenes comunitarios.

“Mi vida ha cambiado porque reconozco que soy un joven con valor que puede transmitir mensajes positivos a otros jóvenes”

De esa cuenta empezó a participar con otros jóvenes en una organización que más tarde se consolidó como Coordinadora Municipal de Niñez, Adolescencia y Juventud –COMNAJUA- y que desde varios años ha sido  acompañada y fortalecida por la ADESJU.

Cuando no participaba en ningún espacio,  comenta Selvin, yo era un joven tímido, incluso deje la escuela por varios años debido a la pobreza y al pensamiento de que ir a los Estados Unidos era la mejor opción para mí.

Cuando empecé a participar en el proyecto y me incorporé al programa de Comunicación, me di cuenta que tengo muchas cualidades que antes no veía,  Incluso la idea de irme al norte ya no la tengo.

Antes no me atrevía ni a decir mi nombre adelante de las personas, pero ahora me encanta la comunicación y  participar en programas de radio es una de las cosas que más me gustan hacer.

Mi vida ha cambiado porque reconozco que soy un joven con valor que puede transmitir mensajes positivos a otros jóvenes, respeto a las mujeres y admiro a mi mamá  por todo lo que hace como mujer. También ahora, aunque nadie me cree, ayudo mucho en los oficios de la casa.

Si yo no estuviera participando en los proyectos, seguramente ya estuviera en el norte o talvez tuviera muchas novias o quizás ya me hubiera casado.

El proyecto me permite formarme en las cosas que me gustan, me ayuda a conocer cosas que antes ni sabía que existían y sobre todo, participar en las actividades del proyecto me da la oportunidad de transmitir los mensajes a la juventud de mi comunidad en el grupo que tenemos en Exchimal.

He cambiado gracias a mi participación y a la oportunidad que me da ADESJU de formar parte de las actividades. Soy una persona diferente.

Selvin ha cambiado su forma de pensar y ver la vida. Influye en otros jóvenes y a través de la radio promueve la defensa y el reconocimiento del valor de las mujeres jóvenes.

“Mi vida ha cambiado porque reconozco que soy un joven con valor que puede transmitir mensajes positivos a otros jóvenes”